MASAJE INFANTIL

¿Alimentar al niño?

 

No sólo con leche, hay que tomarlo en brazos, acariciarlo acunarlo y masajearlo porque la piel y su alma tienen sed y hambre al igual que su vientre.

 

Porque él bebe fue acariciado y acunado en el útero materno dónde desarrollo el primer sentido el tacto sin el cual no sobreviviría.

 

Mi propósito como educadora de masaje infantil es promover ese tacto nutritivo, esa comunicación a través de la piel para que nuestros niños del futuro sean amados valorados y respetados en todo el mundo.

Son múltiples los beneficios que presenta esta técnica basada en movimientos hindúes, suecos, de yoga y reflexología a través del masaje mejoramos el aparato circulatorio, digestivo, respiratorio del bebé ayudamos aliviando sus cólicos y gases produciendo además una interacción que facilita el vínculo afectivo y apego seguro, reducimos el estrés.

 

 

Masaje Infantil

 

El Masaje Infantil, es una antigua tradición que en muchas culturas se transmite de madres a hijas. Es un arte que ayuda a establecer conexiones profundas entre el padre, la madre y su bebé.

A través de la estimulación táctil permite contactar de una forma intensa con el mundo corporal y emocional del bebé.

Las manos cálidas y amorosas de los progenitores generan una comunicación especial, por medio del lenguaje que va más allá de lo verbal y de lo físico; es un acto de amor.

Desde el nacimiento los bebés necesitan ser tocados, acariciados. El contacto con el cuerpo de la madre les ayuda a comenzar una nueva vida con seguridad y confianza.

El Masaje Infantil facilita el espacio y el tiempo para que se establezca un diálogo que beneficia tanto a quien lo recibe como a quien lo da.

Realizado con frecuencia, despierta el interés por el placer del tacto y la comunicación.

 

¿Quieres aprender? Es precioso! Contáctame si te interesa conocer la técnica.