La gama es amplia señora pechos grandes, pequeños, bajos, altos, blandos o firmes, pezones de todo tipo pero sabéis que? Vuestro bebe será feliz junto al pecho de su madre tenga la forma que tenga, y será capaz como buen mamífero de succionar del pecho de su madre si le dejan lo que quiere/tiene que hacer. Sigue tu instinto.

El tamaño de las mamas no importa. La cantidad no es directamente proporcional al tamaño, las que hayan sufrido cirugía sobre todo de reducción puede tener alguna dificultad pero se pueden resolver los problemas que surjan. No os hagáis cruces amigas mirando vuestra capacidad láctea con los sacaleches, que pueden ser nuestros aliados pero también pueden hacernos daño y no ayudarnos emocionalmente, sólo usarse cuando la lactancia esté establecida.

 

Hormonas

Dos hormonas son las que afectan al pecho materno de manera directa, prolactina, necesaria para la secreción de leche pero inhibida en el momento de embarazo debido a progesterona y estrógeno, después del alumbramiento disminuyen estas dos últimas por lo que deja de ser bloqueada y se inicia la secreción de leche, a más succión más prolactina. La otra hormona oxitocina también llamada hormona del amor, necesaria para que la leche almacenada den alvéolos fluya y llene conductos, es necesario cuidar el bienestar de la mujer y del contacto piel con piel para que los marcadores de oxitocina sean los adecuados.